EL PRINCIPAL CAUSANTE DE TUS PROBLEMAS FACIALES

  • Blog

A veces puedes notar que lo estás haciendo absolutamente todo bien en tu rutina de cuidado de la piel, pero tu piel simplemente no está respondiendo a ello.

 

Estás haciendo una rutina de limpieza por las noches, estás poniendo cremas en tu cuidado de la piel de manera correcta, e incluso estás usando algunos ingredientes recomendados por dermatólogos. Entonces, ¿por qué sigues teniendo problemas?

Suena básico, pero los niveles de pH de tu piel podrían ser los culpables.

¿Cómo hacer pequeños cambios para arreglar el problema?
Evitar lavarse la cara en exceso: La causa más común de interrupción del pH es lavarse en exceso la cara o lavarse la cara con productos demasiado duros.
• Añadir un tónico: un paso imprescindible para el cuidado de la piel, que nunca debes omitir ya que entre otros beneficios, realmente puede ayudar a equilibrar los niveles de pH de tu piel.
Vitamina C: Los productos a base de vitamina C son una excelente manera de restaurar los niveles de pH de la piel. La vitamina C es, por supuesto, ligeramente ácida, pero también está llena de antioxidantes que ayudarán a restaurar el manto ácido.
Alimentación sana: Hay muchos factores que pueden alterar el pH natural de la piel. Como tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo, puede verse seriamente afectada por tu alimentación. Trata de evitar demasiadas bebidas azucaradas, alcohol, carbohidratos refinados (como pan y pasta), carnes procesadas y consumo excesivo de carnes rojas.
Seguro que si mejoras un poco tu dieta y rutina diaria notarás los positivos efectos que tienen.

¡Feliz semana zebritas!

Beatriz