Exponerse al Sol: antes, durante y después

  • Blog

Aunque el Covid se haya instalado en nuestras vidas hay cosas que no perdonamos como un día de piscina, río o playa. Y al igual que hemos adquirido nuevos hábitos más saludables debemos apuntarnos uno más, si queremos tener una rutina saludable de “luz” debemos atacar el tema desde mucho antes.

Primero, unos meses antes debemos ingerir productos con betacaroteno o licopeno, tales como zanahorias, remolachas, tomates, vamos verduras con tonos naranjas y rojos. Pero tienen que estar cocinados para liberar dicha sustancia en nuestro organismo, esto hará que nuestra piel resista mejor los rayos del sol y tarde más en quemarse.

Además si unos días antes nos realizamos una exfoliación evitaremos tener zonas más bronceadas que otras debido a la renovación natural de la piel.

Durante: este paso nos lo sabemos a medias, sabemos que hay que protegerse del sol  con lociones específicas pero hay que aplicarlas antes de salir de casa ya que su efecto total se producirá transcurridos unos 20-30 min tras su aplicación. Si lo aplicas en tu toalla y enseguida te expones al sol ten en cuenta que durante media hora tu piel estará desprotegida.

Después: indispensable la hidratación con cremas, tanto por la mañana como por la noche, pero también desde dentro podemos ayudar  ingiriendo productos de temporada ya que la naturaleza es sabia y en temporada estival como necesitamos más agua , la naturaleza nos lo aporta a través de sandías, melones, piñas, melocotones, ciruelas,….

Feliz semana zebritas!