El embarazo y tu piel

  • Blog

Es bien sabido que durante el embarazo la mujer se ve radiante y hermosa, pero no en todas las ocasiones es así, tu cuerpo cambia y tu piel también. Acabo de cumplir un año como madre y hay muchas cosas sobre mi cuerpo que nadie me contó, pero tú estás de suerte, aquí estoy para decirte lo que necesitas saber sobre los cambios que van a suceder en tu piel.

Debido al cambio hormonal durante el embarazo la piel puede pasar de acneica y grasa a seca, no a todas se nos queda una piel radiante, quizás eso ocurra ya en el tercer trimestre cuando las hormonas están bien establecidas. Pero tranquila, mi consejo es buscar una crema adecuada a tu estado de piel actual, un tarro te puede durar un mes si lo aplicas debidamente por rostro, cuello y escote. No te dejes succionar por las rebajas y compres más de un tarro, el mes siguiente puedes tener otro cambio de piel.

Y tras el parto tus hormonas van a estar como en la adolescencia, esto influye también en tu comportamiento, que será más parecido al de un adolescente que al de una mujer adulta. Es normal.

Tu piel va a actuar igual: revuelta. El estrés de tu nueva situación también puede hacer que surjan granitos indeseados, es normal, tranquila; mi recomendación es igual que la anterior, adecúa tu cosmética a tu estado actual. Y cuando todo ese revuelo de hormonas acabe tu piel se asentará, en mi caso se ha quedado en piel normal tirando a seca, cuando se siempre ha sido mixta y con tendencia a granitos indeseados.

Por cierto, tu pelo también se caerá a porrones (muchísimo), si esto se prolonga más de 6 meses acude a un profesional, pero una cerveza al día te puede ayudar. (Eso sí, si das el pecho mejor que sea 0,0%)

Te dejo un buen consejo que me dio una amiga y me he repetido varias veces en este año: “Si los animales pueden sacar sus crías adelante en la naturaleza, tú también”.